El Infrahumano neandertal

Ya que los primeros restos de un hombre de Neandertal fueron descubiertos en el siglo XIX, es obvio que fue la iglesia quien los estudió. Sí, los curas se aseguraron de que el descubrimiento de de un ser humano con un cráneo diseñado para albergar un cerebro más grande (!) que el que posee el humano actual no interviniera en sus enseñanzas ni les causara problema alguno. Se sintieron terriblemente abrumados de sólo pensar en un “salvaje pagano” Europeo que fuera más inteligente que el hombre moderno o los mismos creadores del Cristianismo.

El Neandertal, el nativo original Europeo, fue por esto dado a conocer bajo una luz que no le favorecía para nada. Lo transformaron en una semi-bestia, un salvaje hombre-mono, un sucio, primitivo y desastroso infrahumano. Fueron incluso tan lejos que aseguraron que no tenía siquiera la habilidad de hablar. Era sólo una bestia más de la naturaleza.

Ha habido, sin embargo, científicos Europeos que hicieron lo posible para describirnos al Neandertal de una manera más precisa, pero no pudieron hacer nada ante la iglesia, su maquinaria de propaganda y su poder.

Cuando científicos Europeos descubrieron que el Neandertal nunca se extinguió realmente, sino que aún hoy forma parte de nosotros, se dibujó en todos la imagen mental de un salvaje infrahumano mitad mono. “¿Tenemos sus genes? ¡No es posible!” Cuando los diarios cubrieron esta noticia parecía que el hecho de compartir estos genes “sub-humanos” los afectaba más que cualquier otra cosa.

Otro personaje histórico que se nos ha descrito de manera no muy favorable es este hombre:

Así es. Por más de 70 años han intentado hacernos pensar que era un hombre malvado y lleno de odio, un artista frustrado que quiso desquitarse con los judíos por no haber gustado de su arte, un hombre con un solo testículo, un hombre que ordenó el gaseamiento de 6 millones de judíos, el hombre que inició la segunda guerra mundial, et cetera. Hasta han intentado hacernos creer que Hitler era judío, que tuvo ascendencia judía. Jamás se le ha mostrado una pizca de respeto; A la hora de hacernos pensar mal de él, nada les importa.

También Hitler, tal como nuestros ancestros Neandertales, ¡se ha vuelto un monstruo!

Esta es la razón por la que muchos se rehúsan a pensar bien de Hitler y los Neandertales. Les cuesta trabajo asirse a la idea de que quizás todo lo que se ha dicho sobre Hitler y los Neandertales no solo es poco preciso, sino que son mentiras descaradas –¡que han sido vociferadas con motivos puramente malvados y siniestros! Naturalmente, algunas personas creen que se miente sólo sobre Hitler o sobre los Neandertales, pero nunca sobre ambos, y siguen creyendo las mentiras que rodean a uno de los dos. ¡Ah, vaya que es difícil romper las cadenas de la propaganda Judía con la que hemos crecido!

El proto-Europeo, el Neandertal, no tenía nada de salvaje o de horrible hombre mono. Tampoco era sucio (¡ni siquiera los animales lo son en su mayoría!), y ¿qué maldita razón puede haber para que no haya sido capaz de hablar? ¡No hay en absoluto pruebas que apoyen esa afirmación! Todo lo negativo sobre los Neandertales fue inventado por sacerdotes o “científicos” Judíos!

Los Europeos actuales son muy frecuentemente rubios y de ojos azules porque así es justamente como era el Neandertal. Somos blancos porque el Neandertal era blanco. Somos inteligentes, y mucho más que otras razas, porque el Neandertal era más inteligente que las otras especies humanas. Ya no somos calcados a los Neandertales cuyos restos se han encontrados, porque durante las Eras Glaciales, algunos Neandertales llegaron tan al sur que se encontraron con otra especie humana y se mezclaron con el Homo Sapiens (proto-Africanos), y, con el tiempo, estos genes ajenos al Europeo se esparcieron por toda Europa. Menos en el norte que en el sur, claro, pero ciertamente cambiaron la totalidad de la especie Europea. Esos genes nos hicieron lo que hoy somos: Europeos modernos.

¿Somos acaso infrahumanos? ¿Somos bestias salvajes? ¿Somos hombres-mono? ¿Somos asquerosos? ¿Parecemos mitad-monos? ¿Fuimos sucios alguna vez en toda la historia? ¿No? Entonces ¿por qué habrían de serlo nuestros ancestros? ¿Podemos hablar? ¿Sí? Entonces ¿por qué nuestros ancestros no podrían haberlo hecho?

Las lenguas Europeas se vuelven más y más complejas mientras más retrocedemos en el tiempo.  Por ejemplo, el Noruego es bastante básico si lo comparamos con el Nórdico. El Nórdico es básico comparado con el proto-Nórdico. El proto-Nórdico es básico comparado con el proto-Germánico. Siendo así, ¿por qué no podría ser el lenguaje de nuestros ancestros más complejo y avanzado? ¿Por qué no podrían serlo ellos también, comparados con nostros?

¡La idea de que el hombre moderno es “la cima de la evolución” no tiene sentido! Es la iglesia la que quiere que pensemos así; ¡quieren que pensemos que el futuro es lo único que importa! Pero claro, ellos tuvieron su Jardín del Edén, y admiten que este Paraíso se encuentra en el pasado, pero nos han cerrado todas las puertas que llevan a él con su “pecado original”: así resulta que todo lo bueno está en el futuro; ¡la salvación, el Cielo o lo que sea! ¡Todo eso se encuentra en el futuro! ¡No miren al pasado! Oh, no… el pasado es pura maldad; ¡Pagano, primitivo, salvaje, horrible y cruel! ¡Tan solo recuerden los pecados del pasado!

Es natural que nos quieran hacer pensar de esta manera; el Paganismo es un culto al pasado, un culto a los ancestros, en el que alabamos a los antepasados, los saludamos y celebramos como lo mejor que existe! Un culto que preserva lo bueno del pasado para llevarlo con nosotros al futuro. Honor. Gloria. Fuerza. Todo viene del pasado. Somos lo que somos gracias a nuestros antepasados. Aunque puedas negar todo aspecto espiritual, al menos debes admitir que somos quienes somos debido al ADN de nuestros ancestros. ¡Debemos esforzarnos para preservar lo bueno!

Y los Neandertales constituyen la gran mayoría de nuestros antepasados. Según nos dice nuestro ADN, el 99,7% de nuestros genes viene de los Neandertales. El restante 0,3% pertenece al Homo Sapiens (proto-Africanos). En vez de avergonzarnos de nuestros ancestros Neandertales debido a las mentiras Judías con las que se les ha cubierto, deberíamos sentirnos orgullosos.

En el curso de los últimos milenios, la humanidad se ha degenerado tanto como nuestras lenguas. Principalmente por causa de la civilización, y también por el Cristianismo; Hemos dejado de esforzarnos para mantener con nosotros lo bueno del pasado. De seguir así, nos volcaremos en los infrahumanos que tanto detestamos; sucios, imbéciles, brutales, crueles, mitad-monos; o monos corriendo a fornicar con todo lo que se mueve, comiéndonos unos a otros donde mismo cagamos.

Lo único que puede salvarnos de esto es el culto al pasado. Cuanto más antiguos los dioses, mejor. Mientras más lejos en el tiempo van las raíces más nos pueden nutrir para salvarnos de volvernos monos.

En caso de cualquier duda, sugiero leer los artículos en Atala. Tómate tu tiempo. Léelos todos. Te volverás más sabio si lo haces. HailaR WôðanaR!!

Título original: “The Sub-Human Neanderthal”

Traducción de Pablo Lintz para Thulean Perspective

Anuncios

Un pensamiento en “El Infrahumano neandertal

  1. Pingback: The Sub-Human Neanderthal | Thulean Perspective

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s