Hamingja

Hasta donde sé, el término hamingja tiene como principal siginificado “suerte”, pero en Noruego Antiguo quiere decir antes que todo vardøger o fylgja (“seguidor” en el sentido de “espíritu guardián”). Un vardøger es el “doble” de una persona, y lo precede donde quiera que vaya. Este espíritu es visto con frecuencia en un lugar mucho antes de que la verdadera persona llegue a ese lugar. Por otro lado, la traducción literal y el significado original de la palabra hamingja es “el que camina en hamr”. Hamr es la figura, la forma de la persona.

Entonces, ¿quién es el que camina en figuras y formas? Y ¿de qué figuras y formas estamos hablando? Los mitos nos hablan de dioses que podían adoptar diferentes figuras y transformarse; aves, serpientes, insectos, toros, lobos, et cetera. Así que podemos decir que ellos también “caminaban en formas”.

Antes incluso que lo anterior, ¿qué  quién camina en formas? Obviamente son nuestros espíritus. Tú naces en una forma, vives (caminas) con esta forma, y luego mueres. Entonces vuelves a nacer con una forma distinta, y vives (caminas) nuevamente y vuelves a morir. Y así continúa todo, muy probablemente por toda la eternidad. Así que podemos decir que nuestros espíritus son entes inmortales que sólo cambian de forma de vez en cuando; ¡Somos nosotros quienes caminamos en formas! Nosotros somos los dioses, y ellos, a su vez, son nosotros, tal como creían los antiguos filósofos griegos; podemos llegar a caminar en cualquier tipo de forma. Desde las criaturas más bajas (bichos, gusanos) a las más elevadas (dioses), y cualquier criatura entre ellas. Si existe físicamente y está vivo, es un recipiente para alguna clase de espíritu.

Mas aún quedan preguntas por plantearnos; ¿qué es, entonces, un “espíritu”? Se decía que las deidades y los espíritus también tomaban la forma de árboles y otras formas de vida vegetales, y, como se explica aquí, toda forma vida es causada por la luz. Por lo tanto, sería correcto que llamásemos a nuestros dioses y espíritus simplemente “luz”. ¿O quizás “elfos de luz” sería mejor? ¡Luz blanca! Entonces, tu verdadero yo es luz blanca que camina en formas.

Así todo, nuestros muy nobles y altamente inteligentes ancestros afirmaban que podías aumentar esta luz por ti mismo. Podías nutrirla, estimularla ¡y hacerla aún más grande! ¡Tal como se puede hacer con un rumor! Tal como con tu Honor! Hablando en un plano espiritual tu Honor también iluminará el mundo para los demás; los inspirará, fortalecerá su determinación y sus decisiones, los consolará cuando tengan problemas, y los ayudará a encontrar el camino a través de la oscuridad del mundo. Sabemos que esto es cierto. Aún hoy seguimos creciendo gracias a la luz que crearon nuestros héroes y heroínas que hace tiempo dejaron este mundo: Marco Aurelio, Tore Hund, Michael Wittmann, Decébalo, Vercingétorix, Arminio, y muchos otros. Su luz sigue aquí; brillando, sirviéndonos de abrigo e iluminando. Ellos siguen aquí, con nosotros, dentro de nosotros, nutriendo nuestro espíritu y alimentándonos metafísicamente.

stamford_bridge

spartan-warriors-2images (1)

Entonces, el hamingja no es solamente la suerte que tienes en la vida, sino que eres tú y la suma de todos tus logros honorables, y también aquellos logros honorables de tus ancestros por los que has sido iluminado espiritualmente. Puedes dejar que se marchite y finalmente muera, llevando una vida vergonzosa, al estilo moderno, con lo que sólo lograrás destruirlo en vez de traerle luz, o ¡puedes hacer lo que tus antepasados y luchar por una vida de Gloria y Honor! ¡Una vida de Fama Inmortal! Sé la luz espiritual que alimentará a tu descendencia en el futuro, o deja de serlo al morir.

HailaR WôðanaR!

Hâvamâl, estrofa 76:

“El ganado muere,

Los amigos mueren,

De la misma forma mueres tú también;

Pero sé de algo que nunca muere:

Una reputación honorable.”

Gjosteinen

Título original: “Hamingja”

Traducción de Pablo Lintz para Thulean Perspective

Anuncios

20 pensamientos en “Hamingja

  1. Pingback: Hamingja | Thulean Perspective

  2. Pingback: Tribus | Hermandad Pagana

  3. Pingback: El Espejo en el Pozo | Hermandad Pagana

  4. Pingback: Hamingja | Thulean Perspective Français

  5. Pingback: Yggdrasill y las Sagradas Fuentes de Sabiduría | Hermandad Pagana

  6. Pingback: HorguR auk Hup | Hermandad Pagana

  7. Pingback: La Doncella del Laberinto | Hermandad Pagana

  8. Pingback: Los Menhires aún se alzan | Hermandad Pagana

  9. Pingback: Por siempre cantan los bosques | Hermandad Pagana

  10. Pingback: Una perspectiva thuleana | Hermandad Pagana

  11. Pingback: La Tierra Media | Hermandad Pagana

  12. Pingback: Elfos Guardianes | Hermandad Pagana

  13. Pingback: ¡Valhalla Aguarda! | Hermandad Pagana

  14. Pingback: Creo que Yo colgué de ese Árbol Ventoso. | Hermandad Pagana

  15. Pingback: Metempsicosis | Hermandad Pagana

  16. Pingback: ¿Por qué la Religión Europea? | Hermandad Pagana

  17. Pingback: Per Aspera ad Astra. | Hermandad Pagana

  18. Pingback: La Senda de las Abejas. | Hermandad Pagana

  19. Pingback: La Diosa Virgen | Hermandad Pagana

  20. Pingback: El Niño Divino Desvelado | Hermandad Pagana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s