Sombras entre las Ruinas

FrançaisItalianoMagyarRomânăРусский. English.

Todas nuestras deidades son tratadas muy injustamente por los cristianos que escriben o escribieron sobre nuestra mitología y religión Pagana. Algunas veces debido a intenciones aviesas, pero en la mayoría de las ocasiones es debido a que los cristianos simplemente no las entienden, no entienden qué son, qué representan ni cuál es su propósito. Ellos le llaman “puta” a Freyja, nuestra diosa del amor y de la salud juvenil. No pueden comprender que no es que ella, Freyja;  tuviera muchos amantes; sino que simplemente es una personificación del papel de la esposa. Llamarla puta no es menos estúpido de lo que sería llamar “esposa” a una puta. Si, las esposas se acuestan con muchos hombres diferentes (sus maridos), pero cada esposa duerme únicamente con su propio marido – así que no son putas.

Pero, nuestra divinidad peor ubicada en este contexto no es Freyja, sino el pobre Loki, a quien los cristianos identificaron como “el demonio” de la mitología escandinava. Por lo general estos cristianos fueron y aún son incapaces de entender que otras religiones son en realidad otras religiones, y no pobres y delirantes copias de su propia y deslumbrante secta judía. No hay “demonio” en el Paganismo, ¿y por que tendríamos necesidad de ninguno?

El día, por Arbo.

La noche, por Arbo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando un cristiano escribe sobre nuestro paganismo vemos esto. Loki se convierte en el demonio, y su descendencia en diferentes demonios. Hel se transforma en un lugar de castigo y condenación eterna por los pecados cometidos en la vida. Âsgarðr se convierte en el Paraíso Celestial. Valhöll se convierte en un estúpido Paraíso para esos primitivos guerreros bárbaros Paganos. Los elfos de luz se transforman en ángeles (aunque, debo añadir que los ángeles [“mensajero” en griego] son también en realidad un asunto Pagano; eran los mensajeros de los dioses). Los elfos oscuros devienen en pequeños demonios. Baldr se convierte en Jesucristo. Y de ahí en adelante.

¡Los cristianos, cegados por sus estudios bíblicos y por otros filtros judíos se vuelven completamente incapaces de ver o de entender ningún aspecto de la religión Pagana!

Como Pagano sé que Freyja es un nombre para determinadas mujeres. Aún hoy día usamos su nombre como título para las mujeres casadas, tanto en Escandinavia (Frue) como Alemania (Frau), y también para las mujeres solteras y doncellas (Froken y Fräulein respectivamente). Ella es la saludable, bella, rubia de ojos azules, sabia y amorosa mujer europea – personificada como la suma de toda la belleza y la salud de esas mujeres: ¡Freyja!

En Inglés los apodos para Freyja y Freyr se han sustituido por títulos en su lugar. Lady, del Inglés Antiguo hlaefdige (“amasadora de masa”, “cocedora de panes”) y Lord, del Inglés Antiguo hlâford (“guardían de panes”). En noruego esos apodos son hleifdeigja y hlefvörðr, respectivamente, pero como dije anteriormente, llegamos a usar sus nombres auténticos como títulos en su lugar, pero sólo para las féminas. Los hombres (libres) escandinavos son denominados Herrer (sing. Herre); “hombres de armas”, “guerreros”. Si traduces “Lord” al escandinavo obtendrás “Herre” a su vez.

Venus (Freyja) por Botticelli.

Como Pagano, también sé que Loki es la antropomorfización del relámpago de los cielos.

Escandinavo moderno: Loke

Noruego: Loki

Proto-Nórdico: *Lukan

Indoeuropeo: *Leuke

El nombre deriva de la raíz PIE *luk – que significa simplemente “relámpago”.

* para los nombres reconstruidos, basados en lo que sabemos hoy sobre esos lenguajes.

Cuando nuestra mitología habla acerca de cómo Loki corta el pelo de la diosa Sif y que debido a ello Þorr le da caza, un cristiano pensará que es un hombre malvado, pero yo pagano sé que él es el dios del fuego (el fuego que es entregado a los hombres por los dioses a través del rayo), usado en la técnica agrícola denominada “tala y quema” (svibruk en noruego), en la cual ellos quemaban los cultivos para fertilizar los campos. Tras hacer esto, a Sif, la diosa de los cultivos, le creció un pelo más bello y dorado; en otras palabras, cultivos. Esto le fue concedido, como no, por los enanos/elfos oscuros; los poderes del suelo. Cuando sabemos que Loki es el rayo y Þorr el dios del trueno, también entendemos por qué él siempre está cazando a Loki; si alguna vez has visto al relámpago en el cielo, puedes estar seguro de que poco después oirás al trueno. Así pues, el trueno caza al relámpago.

En el Völuspâ, estrofas 17 y 18, aprendemos que tres dioses le dieron vida a unos trozos de madera. Naturalmente eso ha sido interpretado por los ignorantes cristianos como “el mito de la creación” de Escandinavia, pero no existe tal cosa. Las estrofas hablan sobre cómo los dioses (es decir, actores actuando como ellos) reviven simbólicamente a los hombres y mujeres que actuaron en el papel de los Espíritus del Invierno en el Ragnarök anual (nuestra Noche de Año Nuevo). Durante esa lucha simbólica los actores del Espíritu del Invierno, denominados por nosotros “Fenrir”, se visten con pieles de (principalmente) lobo, y son derrotados cuando los dioses (¡que son todavía actores representando a los dioses!) desgarran las pieles de animal y luego pisotean las pieles – descrito en la mitología como el dios Vîðarr colocando su bota en la boca del lobo Fenrir y rompiéndole en pedazos. Tras esto los actores de los Espíritus del Invierno fingen que están muertos, y son llevados por los dioses hasta el árbol sacrificial, del cual cuelgan sus vestiduras humanas. Ahí se les proporciona bebida caliente y comida, y se ponen de nuevo sus vestiduras (¡su fuerza vital!) – por Ôðinn, Hlôðurr (Þorr) y Hoenir (Freyr).

El Ragnarök es un evento anual, que todavía celebramos, todos los años, y lo hemos hecho incluso de una manera similar; encendemos hogueras y tratamos con todas nuestras fuerzas de armar el mayor jaleo posible. Esto se hacía para asustar a los Espíritus del Invierno, para que el Verano pudiera volver, al encender hogueras y antorchas, al prender fuego a ruedas y dejarlas rodar colina abajo, con ascuas volando por todas partes, y todo eso. Hoy día usamos también fuegos de artificio (y por ninguna buena razón más que nada).

Las deidades mueren, pero vuelven cada año, tal y como siempre lo han hecho, así que no es ningún misterio. Eso es lo que los cristianos no pueden entender; el renacimiento, la reencarnación. Lo cual es gracioso por cierto, considerando cómo su falso “salvador” propio se supone que ha vuelto de entre los muertos.

¡No hay mito de la creación en Escandinavia!. Los cristianos escandinavos realmente querían que existiera uno, porque tenían el punto de vista de que toda religión avanzada debía tener un mito de la creación, y ellos – después de todo – querían que sus antepasados fueran avanzados, así que retorcieron y tergiversaron todo desesperadamente, y de ese modo encontraron su “mito de la creación” en el Völuspâ. Pero como ya se ha dicho ese no es un mito de la creación, y no hay ningún mito de la creación en la religión Pagana porque la forma Pagana de ver el mundo no es lineal – con un principio y un final. En vez de eso, es circular, sin principio ni fin. El tiempo, el espacio, y todo lo demás es eterno. Incluso para los hombres modernos no cristianos esto es algo difícil de captar, hemos sido engañados por la tontería del “Big Bang”, que es básicamente un intento de la ciencia-religión por justificar el mito judeocristiano de la creación. (el siguiente artículo de mi mujer, en atala.fr, discutirá este tema en particular; la astronomía y el origen de la vida).

Cuando yo – arrogantemente como han dicho algunos- dije en mi libro Sorcery and Religion in Ancient Scandinavia que no había buenos libros por ahí (al menos en inglés, alemán o escandinavo) sobre nuestra mitología y religión, excepto hasta cierto punto “La Rama Dorada”, del antropólogo Sir James Frazer, es eso lo que quiero decir; que prácticamente todo lo que sabemos de nuestra mitología a partir de esos libros es visto a través de gruesos filtros judeocristianos, y es interpretando bajo una mentalidad judeocristiana, está tergiversado y distorsionado, y es irreconocible. La única alternativa que hemos tenido a esta perspectiva inútil es la igualmente inútil perspectiva feminista, que es nada menos que judía y no menos ignorante – y su único propósito parece ser el de encontrar pruebas del “poder femenino” en nuestro Paganismo. La pobre Freyja y otras diosas son también malinterpretadas de nuevo y se convierten en la “Diosa Madre” de alguna horriblemente absurda sociedad matriarcal (sin raíz alguna en las auténticas matriarquías en ningún caso) gobernada por mujeres.

Estamos perdidos aquí. Los libros que leemos sobre nuestra propia cultura nos llenan de mentiras y de equivocaciones, distorsionan los hechos y convierten nuestro Paganismo en alguna forma de “cristianismo light” para nihilistas, feministas y otros individuos descarriados. Vemos el prado antiguo ante nuestros ojos, pero cuando corremos alegremente hacia él con los brazos abiertos nos tropezamos y caemos en un apestoso cenagal. Otro apestoso cenagal creado por los judíos, a menudo con la ayuda de sus propios y alucinados hombres de paja.

Por eso no confiéis en los libros que habéis leído sobre nuestra mitología. No os fiéis de lo que dicen sobre nuestra Europa Pagana. ¡No confiéis en nada de lo que ellos digan! Y lo más importante ¡no forméis vuestra personalidad y vuestra mente, vuestro sistema de creencias y vuestros rituales a partir de lo que digan esos judeocristianos sobre nuestra mitología!

Está por venir mucho más acerca de esto, en ancestralcult.com, donde os mostraremos el auténtico rostro de nuestros antepasados, y sus raíces – ¡el Antiguo Culto del Oso en Europa!

A menudo alabo a Ôðinn al final de mis entradas, y no lo hago porque sea “el dios auténtico”, un Yavé Pagano, o algo de ese tipo, sino porque es el dios de la mente, de la inspiración, de la furia y de nuestro espíritu. Él es la fuerza que me hace escribir estas entradas. Por eso de nuevo; ¡HailaR WôðanaR!

Título original: Shadows amongst the Ruins

Traducción de Llew para Thulean Perspective

Anuncios

Un pensamiento en “Sombras entre las Ruinas

  1. Pingback: Shadows amongst the Ruins | Thulean Perspective

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s