Sobre Reyes y Criminales

Italiano. Rumano. Ruso.

Primero que nada un poco de música odínica

Todos tendemos a detestar los criminales, y la mayoría pensamos que lo merecen cuando sufren en prisión, pero… sabemos perfectamente bien que la mayoría de «criminales» del pasado no eran en realidad criminales. La mayoría del tiempo fueron solamente disidentes, rebeldes o inclusive ellos mismos víctimas del crimen. ¿Así que por qué habrían de ser los criminales de hoy diferentes?

Ôðinn es visto como el dios de los reyes, pero también es visto como el dios de los criminales – porque sabemos que éstos son básicamente lo mismo: los reyes de hoy serán los criminales del mañana; los criminales de hoy serán los reyes del mañana. ¿Así que por qué no poner ambos grupos en la misma categoría? Ôðinn es la furia y la inspiración de la mente, y nos influencia a todos, pero mayoritariamente a reyes y criminales.

Si nos saltamos el hablar sobre los criminales parásitos afro-asiáticos invitados a nuestros países por nuestros «reyes», los cuales conforman la gran mayoría de los criminales en Europa el día de hoy, y sólo nos concentramos en los criminales nativos europeos, puedo decir que la mayoría de ellos (en Escandinavia, al menos) son primero que nada el resultado de una sociedad enferma. Usualmente son solamente hombres jóvenes que fallaron en encontrar su lugar en una fanática sociedad de izquierda feminista y extremista; ¿entonces por qué no habrían de terminar en conflicto con casi todo y todos en la sociedad? Claro, son fracasos, y han reaccionado justamente, sólo que de una mala manera. Nada más recuerde que ellos fallaron en un jugo que la mayoría de nosotros tampoco queremos en realidad ganar.

Ejecución de Criminales en una Sociedad saludable, realizada como un Sacrificio a los Dioses, hecha para mantener a la Sociedad saludable; ¡para remover la Inmundicia y demostrarle a todos que los Dioses y lo que representan es Sagrado!

Estar en conflicto con la sociedad actual es un signo de salud y sanidad, ¡aún si reacciona a ello volviéndose un criminal profesional! ¡Si usted lo es sólo significa que usted es al menos en algunas maneras mejor que la mayoría de los demás! Estos «fracasos» conforman un grupo decentemente grande de aquellos que normalmente detestamos e insultamos como «criminales», que merecen «pudrirse en prisión» por sus «crímenes».

Piense mejor de los criminales nativos europeos de hoy en día. Antes de que lo sepa se volverán nuestros reyes. Piense también mejor de aquellos que los reyes actuales dicen que fueron criminales en el pasado, como Adolfo Hitler y sus hombres, y supongo que en particular Adolfo Hitler y sus hombres; ellos solamente son vistos como criminales hoy porque los criminales de su tiempo son ahora reyes.

Sin embargo, la mayoría de los criminales nacidos de sociedades sanas están enfermos, pero la mayoría de los criminales nacidos de sociedades enfermas están de hecho sanos. Por lo tanto sociedades homogéneas producen, y produjeron en el pasado, muy poco crimen, muy pocos criminales, si es que alguno del todo, porque eran saludables y armoniosas.

Un sentido del honor, no las leyes, es lo que hace a una sociedad armoniosa:

«Plusque ibi boni mores valent quam alibi bonae leges.» Cornelius Tacitus

(Los buenos hábitos son aquí [en ‘Germania’] más efectivos que las buenas leyes en cualquier otro lado.)

Eso, sin embargo, es y fue posible solamente porque:

«Ipsos Germanos indigenas crediderim minimeque aliarum gentium adventibus et hospitiis mixtos.» Cornelius Tacitus

(A las tribus germanas mismas las debería considerar como aborígenes, y no mezcladas de manera alguna con otras razas mediante la inmigración o el coito.)

En lugar de buscar saludables y armoniosas sociedades mediante la pureza racial, como deberían, nuestros reyes escriben nuevas leyes todo el tiempo, y lo han estado haciendo desde el Edad de Hierro, en un desesperado e ignorante intento por restaurar el orden que se perdió cuando permitieron a los trastornados y sociópatas judíos hacer lo que quisieron.

«Corruptissima re publica plurimae leges.» Cornelius Tacitus

(Entre más corrupto el Estado, más numerosas las leyes.)

No podemos retornar a la Antigua Europa, ¡pero podemos permitir que los ideales, las estructuras, la religión, el estoicismo, las tradiciones, el espíritu, la mentalidad y no menos el sentido de Honor de la Antigua Europa regrese a nosotros! Nosotros podemos purificar nuestra raza europea, tal y como lavamos la inmundicia de nuestras camisas cuando se ensucian. HailaR WôðanaR!

Título original: About Kings & Criminals
Traducido por Gaolus para Thulean Perspective

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s