¡Heill auk Sæll!

(Podría traducirse del nórdico antiguo como “¡salud y regocijo!”, un saludo al modo de “¡salve!”)

Primero, algo de música pagana desde la bella Iliria.

Los cristianos pretenden hacernos creer que existía una religión celta, una escandinava, una eslava, una griega, una báltica, una finesa, una tracia, una vasca, una iliria, una romana, etcétera, y así crear la impresión de que la antigua Europa era un revoltijo de religiones paganas. También, por alguna razón, mezclan intencionalmente términos lingüísticos con términos culturales cuando hablan sobre la antigua Europa, tal como yo he hecho más arriba para mostraros, para crear confusión.

Cuando, por ejemplo, los romanos se referían a las deidades galas o escandinavas con nombres romanos, lo hacían no porque ellas se parecieran a las suyas, sino porque eran deidades idénticas a las suyas, que ellos obviamente conocían con nombres romanos.

Los romanos tampoco “robaron” la religión griega para hacerla suya, como los cristianos sueles hacernos creer; estas dos religiones son tan impresionantemente parecidas porque son la misma. En algún momento, todos los pueblos nativos de Europa tuvieron exactamente la misma religión pagana, y aunque la geografía y las influencias del lenguaje hicieron que estas religiones parecieran diferentes en las diferentes tribus de Europa, eran en realidad la misma a lo largo de Europa.

Las mitologías, en realidad, no eran diferentes unas de otras, pero hoy se nos presentan como si lo fueran debido a que esta única religión europea se ha registrado de manera distinta, en épocas distintas, y también por personas distintas, cada una con motivos distintos para hacerlo –y con un muy distinto nivel de comprensión de la religión y mitología europeas.

El Perkele finlandés es el mismo Perkunas lituano, el Perón ruso, el Zevs griego, el Taranis galo, el Þôrr escandinavo, el Iuppiter italiano, etcétera, y el caso es el mismo con todas las deidades europeas: se encuentran en todo lugar de Europa, y si no, es sólo por las lagunas que tiene nuestro conocimiento sobre ellas, debido a que los cristianos han destruido su recuerdo.

Las tradiciones eran las mismas a lo lago y ancho de Europa; los ritos, los festivales mayores, las costumbres, los hábitos: todo era igual en todo Europa. ¡Hay tan sólo una religión pagana en Europa!

Frigg_als_Ostara

Otro hecho que confunde a muchos es el que haya tantas deidades distintas en cada una de las mitologías europeas. Sin embargo, podemos reducir todo fácilmente a cuatro deidades paganas principales: el dios Cielo, la diosa Tierra, el dios Sol y la diosa Luna; o, si así lo preferís, a un dios Cielo y una diosa Tierra –y entonces todas las demás deidades serían diferentes facetas de estas cuatro o dos deidades: el Sol la mano derecha del dios Cielo, la Luna su mano izquierda, la diosa del Mar un aspecto de la diosa Tierra, el dios del Trueno un aspecto del dios Cielo, la diosa del Amor un aspecto de la diosa Tierra, el dios de la Guerra un aspecto del dios Cielo, la diosa de la Muerte un aspecto de la diosa Tierra, y así.

El Cielo es masculino porque la lluvia que fertiliza la tierra cae del cielo como esperma que entra a una mujer. La Tierra es femenina porque las plantas salen de ella cual niño saliendo del vientre materno.

La Madre Tierra encinta:

 Pregnant Mother Earth

Tampoco existen deidades europeas que sean “buenas” o “malas”. Es sólo que todas ellas actúan durante un tiempo y un propósito determinados. Todas son bienvenidas cuando entran a escena y hacen lo suyo. ¡Incluso la muerte lo es! No existe el bien ni el mal en el paganismo, así como no existe el bien ni el mal en la naturaleza. El sol no está siendo “bueno” cuando ilumina nuestro mundo, ni “malo” cuando nos deja ciegos; no está siendo “bueno” cuando nos calienta, ni malo cuando nos quema. Todo en la naturaleza es bueno; natural, importante y necesario. Y sólo se vuelve destructivo cuando ha actuado por algún tiempo, y aún entonces sigue siendo bueno, pues la destrucción también es parte necesaria de la naturaleza.

El intento de, por ejemplo, hacer ver a Loki como un “diablo” escandinavo no tiene sentido alguno; Loki es el relámpago que golpea desde el cielo, por lo tanto, en la mitología siempre es perseguido por Þôrr, el dios del trueno. ¡Si tenéis alguna duda, podéis ver vosotros mismos si alguna vez al relámpago no lo sigue el trueno!

Todas las deidades europeas cumplen un propósito, y ninguna de ellas es “mala” en sentido alguno. Se desempeñan explicando fenómenos naturales, ideales, procesos del hombre y la naturaleza –y tal vez la mente del hombre en particular. Algunas deidades también representan al hombre, o etapas en la vida del hombre. Una diosa es el ideal de la mujer virgen[1], otra el de la mujer casada, otra la mujer encinta, otra la madre, etcétera, pero son en realidad la misma diosa, sólo que en diferentes etapas de sus existencia. Y ella es una parte de la divina fuerza femenina que definimos simplemente como la diosa Tierra. El nombre que usemos al referirnos a ella no tiene importancia. Freyja, Venus, Afrodita o cualquier otro nombre con el que se conozca esta faceta de ella: ¡todos son nombres hermosos y apropiados!

¡El dios Cielo rebosando de vida!

 Living Sky God

¡Debemos erguirnos unidos bajo el estandarte pagano, contra el engaño, la traición, la cobardía, las mentiras y el deshonor judeocristianos! Europa es una sola, igual que vuestro cuerpo. Yo, un auténtico (esto es, pagano) escandinavo, estoy no sólo deseoso de luchar y sacrificarme también por mis camaradas europeos no escandinavos: espero con ansias esta oportunidad y hago todo lo que puedo para ayudar a todas y cada una de las personas de Europa de la mejor forma que puedo, ¡pues se que somos uno! Vuestra causa es la mía. Mi causa es la vuestra.

¡Cuando, por nuestros esfuerzos, Europa se haya liberado del yugo judeocristiano, podremos pararnos uno junto al otro y alabar a los mismos dioses y diosas, practicar los mismos ritos, apreciar los mismos valores, compartir las mismas tradiciones, y trabajar todos juntos para garantizar un futuro próspero y armonioso para la especie europea y todas nuestras tierras! BalðuR (Belbog, Apollon, etc.) regresará a Europa cuando se lo permitamos. ¡Permitámoselo entonces!

¡Salve Europa! ¡Salve todo europeo verdadero (es decir, pagano)! Salve, dioses europeos! ¡Salud y regocijo!

Tyr,_der_Schwertgott


[1] Unmarried en el texto original, pero me pareció que ‘virgen’ era la traducción más adecuada.

 

Título original: “Heill auk Sæll!”

Traducido por Pablo Lintz para Thulean Perspective

Anuncios

8 pensamientos en “¡Heill auk Sæll!

  1. Pingback: Heill auk Sæll! | Thulean Perspective

  2. Pingback: Heill auk Sæll ! | Thulean Perspective Français

  3. Yo soy ménade, (adoradora de Dionisos o Baco) !Y deseo defender con mi vida la hermandad pagana europea contra los tiranos dominionistas del cristianismo! !Evohé!Nadie se hace una idea de cuánto he soñado con un lugar y un momento como este. !Sed felices!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s