La Danza Sagrada.

English. FrancaisMagyarRomână.

Primero un poco de música de fondo adecuada para este post.

Tanz der Mänaden, por Lenz Cornelis

lens_cornelis_-_tanz_der_mc3a4naden

 

Los dioses y los ettins de nuestro interior se ven influenciados, reforzados o debilitados, por la luz y los sonidos, o por la falta de los mismos, pero también por el movimiento. Los movimientos rítmicos ayudarán a crear armonía en la mente, y esto es usado incluso instintivamente para ello por, p.ej., los individuos con autismo, cuando estos sobrepasan el límite del  input sensorial que pueden recibir (tal y como se trata aquí. Para bloquear y escapar del caos sensorial y reestablecer el equlibrio mental pueden empezar a moverse rítmicamente, como si estuvieran catatónicos. Es usado instintivamente también por los las mujeres en el parto, como una técnica para mitigar el dolor; tanto con la respiración como con el movimiento rítmico.

 

Históricamente, lo que conocemos mejor es la importancia de la danza religiosa en la Antigua Grecia, en donde las bacantes y las ménades solían bailar para alcanzar el “éxtasis religioso”; para hacerse uno con el dios – Bakkhos (alias Dionisos), conocido en Escandinavia como Freyr, en Albion como Aengus, en Escitia como Shiebog o Veles y en Italia como Bacchus, Dionysus o Líber. Aunque sea más conocido en la Antigua Grecia, no era menos habitual en el resto de Europa,  como se nos cuenta indirectamente mediante todas las persecuciones de brujas durante el final de la Edad Media, cuando las mujeres eran acusadas de “bailar con el diablo” y de bailar en (paganas) montañas sagradas. No es sorprendente que esa divinidad europea fuera descrita como “Satán” y que esas mujeres europeas fueran torturadas, apresadas y ejecutadas por los cripto-judíos que dominaban por completo la Iglesia en aquella época (como se sugiere también aquí), y por sus lacayos cristianos.

 

Actualmente, todavía hacemos cosas similares con el mismo propósito (porque lo necesitamos), y probablemente no con menos frecuencia, aunque en realidad no lo consideremos activamente del mismo modo: p.ej. corremos o hacemos footing rítmicamente, a menudo con música en nuestros oidos; levantamos pesos rítmicamente, a menudo con el ritmo de la música. Y por supuesto algunos de nosotros bailamos también, naturalmente al son de la música. Cualquier movimiento rítmico serviría, naturalmente, pero la danza es el único medio que todos nuestros antepasados conocían y usaban para este fin; frecuentemente mediante una combinación de música, luz (o la falta de ella) y danza rítmica, implicando también frecuentemente la respiración rítmica. El único aspecto que falta hoy, el único elemento ausente, es el religioso-espiritual. El dios está ausente: él solamente nos ve desde lejos, como si dijéramos, esperando y con la esperanza de que se le deje entrar de nuevo – tal y como él debería estar.

 

¿Por qué deberíamos volver a la danza sagrada?. Porque el europeo moderno lucha; no se le permite ninguna orientación, ningún punto de origen, ninguna senda de dignidad, porque vive no solamente en un mundo antinatural, sino que sobre todo vive en un mundo antieuropeo. Nuestros dioses (y aquello que representan) son reprimidos activamente por este mundo moderno dominado por los judíos; son violados, asesinados y escupidos todos y cada uno de los días en los medios, en el sistema escolar, en anuncios, en el entretenimiento, las artes y en todo lo demás. Sólo se les permite a los ettins prosperar, sólo se cultiva el poder ettin, en todas partes; incluyendo a la subcultura rave adicta a las drogas, en el hipersexualizado baile de las mestizas “estrellas” del pop, en el descerebrado headbanging de la nihilista subcultura del death y el black metal, y así con todo. Han cogido (también) la danza religioso-espiritual y la han usado para difundur su veneno judeocristiano entre las mentes de nuestros jóvenes.

 

La danza debería ser algo que usemos activamente para ser mejores. Deberíamos correr o trotar no sólo para mejorar nuestra resistencia y constitución en general; deberíamos levantar pesos (o trabajar duro más bien), no sólo para hacernos más fuertes, deberíamos bailar en ceremonias no sólo porque deberían ser divertidas o enriquecedoras socialmente. Deberíamos también tener siempre lo divino en mente, para la mejora del espíritu.

 

La danza sexual, cuando un hombre y una mujer jóvenes bailan juntos, era también una danza religioso-espiritual; el propósito era que los hombres y mujeres jóvenes averiguasen si hacían o no una buena pareja. ¿Había buena química o compatibilidad entre ellos?. El proceso de bailar juntos les ayudaria a saberlo, y de ese modo no tendrían que acostarse juntos tal y como lo hacen los confusos hombres y mujeres de hoy, para poder averiguar si son compatibles o no. La danza sexual religiosa les permitía averiguarlo sin tener que ensuciarse ellos mismos.

 

Ängsälvor, por Nils Blommér (1850).

c3a4ngsc3a4lvor_-_nils_blommc3a9r_18501

 

Bailar es un asunto religioso-espiritual. Los cristianos son mantenidos en sus asientos ahí en sus “cripto-sinagogas” (iglesias) y cantan únicamente canciones judeocristianas para aturdir aún más sus espíritus paganos y para privarles del contacto consigo mismos y con su propia naturaleza. Los judeocristianos han etiquetado al baile como algo “satánico”, como mínimo debido al Renacimiento, cuando vieron que Europa estaba a punto de despertarse de la psicosis judeocristiana. Posteriormente, cuando fracasaron en su intento por suprimir el despertar del espíritu europeo, también intentaron – como lo habían hecho anteriormente con todos los festivales paganos – robar la danza sagrada, pervertirla y estropearla, algo que tan sólo han conseguido parcialmente.

 

Los hechizos de los dioses se completan por medio de la luz, la música y el baile de nuestros antepasados. ¡Lanza los hechizos de nuestros dioses y diosas y revive tu espíritu europeo!. ¡Conviértete en un auténtico europeo, en sangre y espíritu!. HailaR WôðanaR!

 

Hâvamâl 159

 

“Þat kann ek it fjögurtánda:

ef ek skal fyrða liði

telja tíva fyrir,

ása ok alfa

ek kann allra skil;

fár kann ósnotr svá.”

 

“(Una catorceava [e.d. canción] conozco:

si yo explicara

la luz celestial [los dioses]

al pueblo de los hombres,

yo conozco toda la naturaleza

de los espíritus [æsir] y de los elfos

que ningún idiota puede conocer)”.

 

Mujeres de Amfiss

800px-women_of_amfiss

 

Título original: The Sacred Dance.

Traducido por Llew para Thulean Perspective.

Anuncios

3 pensamientos en “La Danza Sagrada.

  1. Pingback: El Matrimonio Sagrado | Hermandad Pagana

  2. Pingback: La Llave y la Luz | Hermandad Pagana

  3. Pingback: Per Aspera ad Astra. | Hermandad Pagana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s