Der Process

Inglés, Francés, Húngaro, Rumano, Serbio

El año pasado individuos del gobierno de Francia, sin el permiso de un juez, hicieron que su policia abriese a tiros nuestra puerta principal en la madrugada (en lugar de simplemente llamar a la puerta). Ellos no se identificaron como policías hasta después de haber roto la puerta y haber entrado, pero afortunadamente pude ver a través del cristal que eran policías de verdad. (Sólo podemos especular sobre por qué lo hicieron de ese modo). Nos arrestaron a mi mujer embarazada y a mí, y dejaron a nuestros aterrorizados hijos, de 2, 3 y 5 años en aquella época – al cuidado de mis suegros de la generación de la postguerra, los cuales (según los niños), en lugar de calmarles pegaron al mayor y les dijeron a todos que ya no nos verían nunca más.

La policía nos arrestó sin tener ninguna prueba en contra nuestra, sin el permiso de un juez para hacerlo. No se nos acusó de nada, y las pruebas que los políticos les dijeron que usaran como excusa para arrestarnos se demostró más allá de toda duda que eran una absoluta tontería, y la policía sabía que lo eran incluso antes de arrestaros. Mientras tanto, la prensa nos representón como neonazis y terroristas con lazos con el terrorista sionista Anders Breivik. Lo hicieron porque les habían dicho que lo hicieran, por los mismos políticos que antes habían ordenado nuestro arresto ilegal.

Nuestra casa tras el arresto:




Cuando fuimos liberados de la custodia policial, limpios de toda sospecha, esos mismo políticos les dijeron a la prensa que no hablaran más sobre nuestro caso, y la mayoría tampoco lo hizo. Así pues nuestra imagen como neonazis y sospechosos de terrorismo permaneció en grandes sectores de la opinión pública francesa…

Poco después de la liberación de la custodia, mi mujer y yo conseguimos que nos devolvieran a nuestros hijos, a pesar de nuestros suegros, que escribieron una carta a un juez y trataron de quitárnoslos. Querían quedárselos, librarlos de la influencia de los “malvados nazis” que eran sus padres y mandarlos a una escuela pública  (nosotros educamos en casa a nuestros hijos, algo que obviamente se ve que no aprueban). El juez dictaminó por supuesto a nuestro favor, y se les permitió a nuestros hijos volver a casa tras una semana lejos de nosotros.

Tras nuestra liberación el banco canceló nuestras cuentas sin dar ninguna explicación, y luego el servicio de banca online canceló también nuestra cuenta, de nuevo sin dar ninguna explicación, y nos baneó para siempre. Luego los mismos políticos que habían ordenado nuestro arresto comenzaron a intentar que yo fuera expulsado de Francia, bajo la premisa de ser “una amenaza para le seguridad nacional”. Los jueces, de nuevo, dictaminaron a mi favor.

Finalmente los políticos decidieron que se me acusara de (y no bromeo): “apología de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad”, “antisemitismo” y “racismo”, debido a mis post aquí en Thulean Perspective. Retuvieron las “pruebas” contra mí, cerca de 900 páginas de información, hasta unos pocos días antes del juicio, así que mi abogado pidió que el caso se pospusiera, en base a que éste no había tenido tiempo de preparar mi defensa. Los jueces accedieron, y pospusieron el caso hasta el 3 de junio de este año.

Así pues el proceso continúa, y me arriesgo a 5 años de prisión debido a cosas que supuestamente he publicado aquí en Thulean Perspective. Si, hasta 5 años de prisión en Francia por escribir en un blog… en inglés, en un servidor alojado en los USA.

Ese es el estado de la Europa de hoy en día: las así llamadas “democracias” son en realidad dictaduras, en las cuales aquellos que mandan pueden hacer lo que quieran, sin consecuencias. Si, sobre el papel podríamos haber denunciado a los políticos responsables de nuestro arresto ilegal, pero evitaron incluso que eso pasara al perseguirnos continuamente o hacer que otros nos persiguieran. Están de ese modo tragándose nuestros medios económicos, dejándonos sin los medios para denunciarles. Al tener unos suegros de la postguerra, los cuales se abalanzaron ante la oportunidad de quitarnos a nuestros hijos (probablemente para usarlos como rehenes, para forzar a mi mujer a divorciarse de mí), no ayuda tampoco, por supuesto. El juicio del 3 de junio tiene sentido: necesitan asegurarse de que no seré capaz de denunciarles nunca. Ya veis, necesito un abogado para defenderme, y los abogados son muy caros. No necesitan una condena para ganar: acabarán con mi capacidad para denunciarles sin importar lo que pase. Para ellos es una situación en la que salen ganando sí o sí.

Así pues, ¿por qué fuimos en primer lugar arrestados, cuando no habíamos hecho nada malo?. La respuesta es simple: no quieren que nadie hable en su contra ni en contra de su lunático plan. Yo promuevo la cultura europea, al abogar por los buenos ideales, valores y tradiciones europeas, y ellos no quieren que lo haga. Ni tampoco quieren que otros lo hagan, y nadie quiere que les disparen en su puerta, algo que al parecer las autoridades están dispuestas a hacer incluso cuando hay mujeres embarazadas y niños pequeños dentro, y cuando no hay pruebas de ningún tipo de actividades criminales por aquellos que están adentro… En otras palabras: es guerra psicológica. Asustan a la gente para que se callen, al aterrorizarme a mí y a mi familia. Hacen que la gente no quiera promover nuestra cultura pagana, y por tanto hace que sea más fácil reemplazarla. ¿Por qué querrían reemplazar nuestra cultura?. Bueno, pregúntaselo a ellos…


Mis amigos de Scriptoblog han escrito un post sobre este caso, con un enlace a una cuenta de Facebook de apoyo, animando a la gente a presentarse en París el 3 de junio, sobre las 13:00, para apoyarme a mí y a mi familia contra el terrorismo de los políticos del gobierno de Francia. Espero veros a muchos de vosotros allí. ¡Demostradle a esos individuos del gobierno que no toleramos su comportamiento, y que no tenemos miedo!.

Anuncios

Un pensamiento en “Der Process

  1. Pingback: Der Process | Thulean Perspective

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s