Hechicero y Dios

English. Serbian.

Hace mucho tiempo nuestros antepasados practicaban lo que nosotros denominaríamos hechicería: lanzaban hechizos para influir sorbe los espíritus de la naturaleza. Algunos eran mejores en esto que otros, y se organizaban concursos anuales para asegurare de que la tribu tenía en todo momento a los más dotados para que fueran su rey-hechicero y su reina-hechicera. El rey se seleccionaba en base a su habilidad, fuerza, inteligencia y buena salud. La reina se seleccionaba en base a su inocencia, paciencia y belleza.

Sabemos acerca de esta pareja y de estos concursos de Mayo gracias a nuetros cuentos de hadas, mitología y canciones tradicionales.
crowning-the-winner-with-laurel-in-ancient-greek-olympic-games

Con el tiempo se hizo evidente que los hechizos del hechicero no siempre surtían efecto, y algunas sociedades cambiaron: en vez de fiarse de las capacidades de lanzamiento de hechizos de un hechicero, comenzaron a relacionarse con los espíritus más directamente, y simplemente les pedían que cumplieran. Al hacer esto los espíritus hermafroditas fueron antropomorfizados y se les dio un nombre y un género: así, al espíritu del rayo se le llamó “Rayo”, en Escandinavia Lokí (“rayo”, de la raíz PIE *luk-), al espíritu del trueno se le llamó “Atronador”, en Escandinavia þórr (“atronador”), etc. Los árboles y animales que se habían asociado origianriamente a esos espíritus se convirtieron en los atributos de los dioses. Por eso el templo de þórr se centraba en torno a un árbol de roble, y se decía que su carro era tirado por cabras. El templo de Freyja se centraba en torno a un cerezo, y se decía que su carro estaba tirado por gatos. Etc.

Sin embargo, la sociedad estaba todavía permeada a todos los niveles con la idea de la hechicería (“magia simpática”), así que para poder obtener los poderes de los dioses el hombre – es decir, los sacerdotes y sacerdotisas – podían somplemente interpretar a los dioses. Por ejemplo al disfrazarse como una diosa, al interpretarla, al tomar su nombre, una chica se convertía en ella, y así ganaba también todos sus poderes. Los dioses y diosas de los templos eran por tanto muy reales: ¡se encontraban allí ellos mismos!. Escuchando las oraciones del hombre, comiendo los animales sacrificados, curando a los hombres heridos, y siendo transportados o llevados a los campos para bendecirlos, etc. Los dioses eran reales!. El rey-hechicero y la reina-hechicera fueron así reemplazados por el dios-rey y la diosa-reina, pero no cambiaron mucho, en realidad.
william-adolphe_bouguereau_1825-1905_-_the_birth_of_venus_1879

Los concursos anuales se seguían organizando para asegurarse de que la tribu disponía en todo momento de los mejores para que fueran su dios-rey y su diosa-reina. El rey se seleccionaba según su habilidad, fuerza, inteligencia y buena salud. La reina se seguía seleccionando según su inocencia, paciencia y belleza.

A los ganadores de estos concursos anuales se les entregaba una manzana. El hombre envejecido no tenía ninguna oportunidad de ganar un concurso del estilo de los juegos olímpicos contra hombres más jóvenes y fuertes, y la chica envejecida no tenía ninguna posibilidad de ganar un concurso de belleza contra las chicas más jóvenes y bellas. Así pues los dioses se mantenían jóvenes eternamente, con la ayuda de las manzanas de Íðunn.

Entradas relacionadas aquí y aquí.

 

Título original: “Sorcerer and God“.

Traducido por Llew para Thulean Perspective.

Anuncios

3 pensamientos en “Hechicero y Dios

    • No, ahora no. Tengo como unas 20 ya listas para subir, pero no te preocupes que son de las antiguas. Las estaba dosificando un poco para no ponerlas todas de golpe.
      En el caso de esta es que la vi muy a mano jaja.

  1. Pingback: Deidades reales | Hermandad Pagana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s