Sobre la Guerra y los Duelos

English. FrenchItalianoMagyarRussian. Serbian.

gauls_color

El hombre europeo glorifica la guerra frecuentemente; la voluntad de autosacrificio de los guerreros, la confianza y caaradería especial que se forja entre los hombres en la guerra y la habilidad y oportunidad para los hombres de demostrar su valor, fuerza y aptitud!. La imagen romántica del guerrero es muy fuerte para nosotros!.

En realidad la guerra es terrible, por supuesto. No es solamente terrible, porque lo que glorificamos en este contexto es también cierto, sino principalmente es terrible . Especialmente cuando afecta a mujeres y niños, como lo hace hoy día, y como siempre lo ha hecho.

Sin embargo, la guerra es en realidad un fenómeno bastante moderno: llegó con la agricultura en la era neolítica, porque el hombre se asentó y comenzó a tener conflictos de intereses que jamás habían tenido anteriormente, generalmente sobre la tierra, y eso afectaba no sólo a los individuos, sino a tribus enteras.

Antes de la agricultura la “guerra” no existía, tal y como nos sugieren todas las pruebas arqueológicas. En su lugar, teníamos duelos

Un duelo, tal y como era visto por un artista de principios del siglo XX extremadamente ignorante, que por aguna extraña razón creía que los vikingos tenían cuernos en sus cascos…

Viking Duel

El duelo siguió existiendo en Europa hasta bien entados los tiempos históricos, incluso tras la introducción de la agricultura, y en cierto sentido aún perdura, al menos entre los niños, que de vez en cuando se ponen de acuerdo en zanjar las cosas mediante una pelea justa, chico contra chico (o quizás es que soy muy viejo… al menos nostros solíamos hacer eso).

Este concepto del duelo era el de dejar que cada familia o tribu presentara a un campeón que tenía que representarles. De este modo el sufrimiento y las pérdidas se reducían a un mínimo en ambos bandos, y se pretendía que fuera un modo muy honesto de solventar las disputas. El campeón se forjaba un lazo muy estrecho con su familia o tribu al representarla y luchar por ellos, y de hecho disfrutaban de todos los aspectos positivos de la guerra, mencionados en la introducción de este post.

Se suele pensar que el duelo es un suceso muy letal, al menos para uno de los duelistas, pero en realidad raras veces lo era. Las reglas para los duelos variaban un montón en la Antigua Europa, pero hablando en general podemos decir que la idea era la de que dos hombres se encontraran para luchar en una pequeña isla, en el interior de un círculo de piedra, o sobre la cima de una colina, o sobre cualquier otra área delimitada. Si un campeón se veia forzado fuera del área por el otro campeón, entonces perdía el duelo (como en el sumo). Cuando había armas implicadas, raras veces el obejtivo era matar al otro campeón, o ni siquiera lisiarlo: era asegurarse de que el otro campeón fuera el primero en resultar herido. El primero en sangrar perdía el duelo. Tan simple como eso. También tenían otras reglas, como el restringir a tres el número de escudos que cada campeón podía usar en el duelo, y por supuesto el que a la parte desafiada le fuera permitido escoger el tipo de duelo que iban a realizar.

Malgastar los mejores hombres en la guerra es una locura. Mirad, los mejores hombres mueren en la guerra, y por consiguiente no son capaces de producir niños que hereden sus cualidades. Morían porque son los más autosacrificados y los más valientes y por tanto los que es más probable que mueran primero. Y lo hacen. Y lo hacían. En masa. Nuestros mejores hombres fueron segados como el heno, durante miles de años, reduciendo más que incrementando la cualidad de nuestra especie. Los hombres que quedaban para fertilizar a las mujeres eran la mayoria de las veces de inferior calidad.

¿No hubierais preferido que, por ejemplo, el héroe nórdico del puente de Stamford (de quien se cuenta según los hombres contra los que estaba combatiendo que había matado a 40 de sus guerreros él solo), hubiera en vez de eso sobrevivido y sido capaz de procrear?. ¡Qué pérdida para Europa!.

stamford-bridge-bjorn

De ahora en adelante, cuando hable amablemente sobre la guerra, recordadme el hecho de que los duelos eran mucho mejores, en todos los sentidos, siempre que los europeo luchen unos contra otros. Los campeones que representan tribus en los duelos no son menos heroicos ni admirables que los guerreros que van a la batalla. El campeón sobrevive. Y conseguirá a las mejores mujeres en vez de que lo haga un hombre inferior a él. Y se reproducirá. ¡Y así éste mejorará la calidad genética de nuestra especie!.

Adoptemos un sistema para Europa que deje que los mejores de entre nosotros prevalezcan, a expensas de los peores. No viceversa.

La guerra es solamente algo que deberíamos perseguir cuando todas las demás vías estén cerradas.

HailaR WôðanaR!

111_rd

P.S. Para aquellos que crean que los duelos sólo necesitan ser un asunto de  fuerza física, promoviendo de esa manera a los más brutos, puedo decir que los duelos eran a menudo de tipo intelectual. Luchaban en duelos de ingenio, y los más listos resultaban ganadores. Algunas veces incluso ganaban los más graciosos. “El primero que provoque risa (en una parte imparcial), ganará”. Incluso sabemos acerca de este tipo de desafío en la mitología, cuando Loki tiene que hacer reir a Skaði como parte de un acuerdo.

 

Título original: “About War & Duels“.

Traducido por Llew para Thulean Perspective.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s