Santificar y Curar

English. MagyarSerbian.

Muchos de vosotros seguramente conozcáis el cuento de “La Princesa y el Guisante”: (copiado y pegado de la entrada de Wikipedia sobre La Princesa y el Guisante):”La historia habla sobre un príncipe que quiere casarse con una princesa, pero tiene dificultades para encontrar una mujer adecuada. Siempre hay algo mal en aquellas que recibe, y no puede estar seguro de que sean princesas auténticas. Una noche de tormenta (siempre una advertencia de o bien una situación de amenaza de muerte, o la oportunidad para una alianza romántica en las historias de Andersen), una joven empapada de la lluvia busca refugio en el castillo del príncipe. Ella afirma ser una princesa, así que la madre del príncipe decide poner a prueba a la invitada inesperada poniendo un guisante en la cama que se le ofrece para que pase la noche, cubierto con 20 mantas y 20 colchones. A la mañana siguiente, la invitada les dice a sus anfitriones – en un discurso adornado con dobles sentidos – de que había soportado una noche en vela, mantenida despierta por algo duro en la cama; la cual por cierto la había dejado un moratón. El príncipe se alegró. Sólo una princesa real tendría la sensibilidad para sentir un guisante a través de tal cantidad de ropa de cama”.

edmund_dulac_-_princess_and_pea

Recordando este cuento de hadas hoy me hizo pensar sobre… sí: el autismo.

Hoy día le diagnostican autismo a gente que tiene ciertos rasgos de personalidad, tales como una inteligencia heterogénea, hipersensibilidad (al ruido, a ciertos tejidos, a cambios en las rutinas, etc.), intereses especiales, tendencia a pensar con imágenes más que con palabras, una habilidad especial para concentrarse y ver detalles allí donde otros no los ven, un interés especial en colecciones y/u otros rasgos.

Normalmente difieren entre los autistas “de alta funcionalidad” (llamados a menudo simplemente “Asperger”) y los de “baja funcionalidad”, y estos últimos son lo que piensa la mayoría dela gente cuando oye hablar del autismo. Aquí voy a hablar sobre los primeros, porque son muy interesantes desde una perspectiva histórica y no les pasa nada malo – a no ser que por supuesto también tengan algunos problemas que no estén relacionados con su autismo, como los tienen muchos otros seres humanos no autistas.

Para muchos, los Asperger son frecuentemente de trato un poco difícil a nivel social, pero poseen algunas habilidades que los seres humanos normales simplemente no tienen, y por tanto se cree que han estado extremadamente sobrerrepresentados en todas las clases de trabajo en donde la combinación de una inteligencia extremadamente alta, un excepcional sentido del detalle, una habilidad extrema para concentrarse y una memoria excepcionalmente buena ha sido importante. Algunos investigadores del autismo han bromeado sobre que probablemente todas y cada una de las grandes figuras históricas en la historia del hombre tenían Asperger: líderes políticos, inventores, generales, compositores, científicos y todo lo que quieras. Sólo los Asperger tienen las habilidades excepcionales necesarias para eso, afirman (y yo estoy de acuerdo).

El Asperger es hoy en día un “diagnóstico”, y eso es, por supuesto muy extraño, porque el Asperger solo significa que eres diferente, que tu cerebro trabaja de manera diferente. ¡No les pasa nada malo a los Asperger!. Simplemente funcionar de un modo diferente.

Mi mujer (Asperger) ha sugerido en atala.fr que los rasgos de un Asperger podrían ser rasgos heredados de nuestros antepasados neandertales. Cuando nuestros antepasados se mezclaron con el homo sapiens los cráneos cambiaron un poco, por supuesto a lo largo del tiempo, y debido a eso el cerebro cambió también y el hombre europeo se volvió más tonto y también menos feliz. Tan infeliz que comenzó a hacer toda clase de cosas para ayudarle en su situación; creó el arte porque ya no era capaz de ver (los detalles de) la belleza de la propia naturaleza, y creó la civilización y nuevas tecnologías, porque ya no podía aguantar más la vida e intentó hacerla mejor.

Los Asperger sufren también de este vértigo metafísico, porque ven y entienden mucho más acerca de estado original y natural de las cosas de lo que lo hace la gente normal, y probablemente todas las innovaciones y la tecnología fueron creadas por los Asperger.

 

La gente normal es más como el homo sapiens… no son muy inventivos, no son muy artísticos, no son muy buenos líderes, no planifican tanto con antelación, necesitan amigos desesperadamente, les importa mucho generalmente lo que otros piensan sobre ellos y no quieren ser diferentes por lo general, etc. Y tampoco son muy listos.

 

Vale, el Asperger es un “diagnóstico”, y tú puedes tenerlo o no, pero los rasgos que identifican a un Asperger son muchos, y no tienes porque tenerlos todos ellos, o todos ellos en un grado tal como para que se te haya diagnosticado Asperger de haber sido examinado para ello, para ser visto como alguien que tiene una mente europea. En Europa podemos ver incluso tribus enteras que piensan bastante como los Asperger. El ejemplo más obvio es Finlandia, por supuesto, pero también los escandinavos se comportan muy parecido a los Asperger a nivel colectivo. Ellos por ejemplo necesitan más o menos intoxicarse con alcohol para poder comunicarse entre sí a un nivel “moderno” (…), y consideran que pasar una semana o dos solos en una cabaña en mitad de la nada como las mejores vacaciones que existen – lejos del resto, ¡y cuanta menos electricidad y agua corriente haya mejor!.

¿Y por qué no?. ¿Acaso creeís que nuestros antepasados nómadas eran muy sociables?. Creéis que Europa estaba tan poblada que allí a donde se volvieran tropezaban con otros?. ¡No!. Estaban bastante solos, en pequeños grupos (familias),y sólo hablaban con otros de vez en cuando, cuando se reunían con ellos de manera más habitual en lugares de encuentro pre-acordados (para intercambiar noticias y para encontrar esposos para sus hijos como mínimo). ¡Las sociedades ultrasociales y enormemente in-europeas en las que vivimos actualmente son muy ajenas a nuestra naturaleza europea!. ¡No es extraño que tengamos que intoxicarnos para “trabajar” de acuerdo con las normas sociales modernas!.

Ahora bien, esas “tribus de Asperger” allí arriba en la Europa del norte da la casualidad de que son las tribus más racialmente puras de Europa, con los rasgos más neandertales. Así pues, ¿por qué no iban a tener también el mayor porcentaje de “síntomas” de asperger (neandertales)?.

La Europa de la post-infección por el homo sapiens era una sociedad cambiada, pero los europeos más o menos mezclados eran ciertamente capaces de reconocer todavía aquellas antiguas y buenas características mentales, y esto nos devuelve a La Princesa y el Guisante. Para mantener e incluso cultivar esas cualidades europeas crearon sistemas para encontrarlas; y esto explica el advenimiento de la Religión Europea, surgida a partir del Culto del Oso neandertal. En La Princesa y el Guisante vemos que querían determinar si ella era hipersensible; si podía sentir el guisante a través de esas 20 mantas y esos 20 colchones. Como pudo sentir el guisante, e incluso no pudo dormir debido a ello, supieron con certeza que ella era una auténtica europea, y no sólo de aspecto europeo – ¡por eso el príncipe quiso casarse con ella!. Ya veis, esos rasgos neandertales son transmitidos de padres a hijos…

La mayoría de los europeos que también tienen aspecto europeo son también mucho más europeos que africanos de mente, incluso aunque no sean y probablemente no se les diagnostique como “Aspergers”, pero muchos “europeos” no son europeos mentalmente.

Justo al igual que nos aseguramos de que los mejores de entre nosotros sobrevivan en el contexto dela belleza/salud, la fuerza física, las habilidades creativas, inteligencia, honestidad, valor y demás, debemos asegurarnos de cultivar también el modo europeo de ser y pensar. El único modo de hacer esto es adoptar la religión europea, la cual fue creada para ese mismo propósito a raíz de la mezcla de especies (que comenzó hace aproximadamente unos 100.000 años). La religión europea es una herramienta para curar a Europa, y para sanar al hombre europeo, en carne y espíritu, en sangre y mente. HailaR WôðanaR!

 

Título original: “Hallow & Heal“.

Traducido por Llew para Thulean Perspective.

Anuncios

2 pensamientos en “Santificar y Curar

  1. Pingback: Hallow & Heal | Thulean Perspective

  2. Pingback: Sanctifier et guerir | Thulean Perspective Français

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s