La esvástica, el martillo y la copa

Las tres cosas más importantes para el hombre prehistórico ‘primitivo’ eran la luz del sol, la lluvia y la buena salud. Este hombre, naturalmente, no veía el mundo como si fuera sólo blanco y negro; vivía más allá del bien y del mal. Esto no quiere decir que fuera inmoral o amoral; quiere decir que sabía que la naturaleza no era ni buena ni mala. Por ejemplo, el sol puede iluminar tu mundo, pero también puede cegarte; puede calentarte, pero también quemarte.

Por lo tanto, para este hombre primitivo, la clave del éxito era el equilibrio. Necesitaba que el sol iluminara y calentara su mundo, pero también necesitaba que dejara de hacerlo en algún momento. Necesitaba que lloviera, pero también necesitaba que parara de llover en algún momento.

Necesitaba un poco de cada uno, y, a través de la hechicería y después también de las oraciones y sacrificios, hacía todo lo posible para influir en este equilibrio. En este contexto, la esvástica (o rueda solar) simbolizaba el sol viajando por el firmamento, y el martillo simbolizaba la capacidad para provocar lluvia (golpeando con él una roca en el cielo, lo que crearía relámpagos y lluvia).

Detalle del barco de Oseberg:

image005OSEBERG

Cuando la lluvia y la luz del sol eran suficientes, este hombre prehistórico podía obtener de la naturaleza todo lo que necesitaba, y así tener también una buena salud. Por lo general, estos productos se recolectaban y se servían en una copa, y es por esto que la copa pasó a ser un símbolo de buena salud.

Recordad esto la próxima vez que leáis algo sobre los atributos de los reyes, o el ‘santo grial’, o el martillo de los jueces, o cualquier otro símbolo que se siga usando, aún después de dos mil años bajo el yugo de un culto foráneo y hostil.

¡Salve WôðanaR!

 

Título original: “The Hooked Cross, the Hammer & the Cup

Traducido por Pablo Lintz para Thulean Perspective

Anuncios

2 pensamientos en “La esvástica, el martillo y la copa

  1. Pingback: The Hooked Cross, the Hammer & the Cup | Thulean Perspective

  2. Pingback: Le swastika, le marteau et la coupe | Thulean Perspective Français

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s