Eternamente Jóvenes

English. MagyarСрпски.

La humanidad no es una entidad estática; la humanidad ha cambiado mucho desde la antigua Edad de Piedra. No sólo porque debido a la evolución, y en verdad ni principalmente por causa de la evolución, sino debido a la hibridación – algo que llamamos más habitualmente “mestizaje”, o incluso “mezcla de especies”.

El hombre europeo moderno es un ser híbrido; es todavía un neandertal, principalmente (un 99’7% de media), pero tiene también algunos genes (un 0’3% de media) africanos (es decir, de homo sapiens). Esta mezcla ocurrió probablemente durante las Glaciaciones, cuando algunos de estos protoeuropeos fueron desplazados hacia el sur por causa del frío extremo en Europa, y allí (en Oriente Medio y en el África nororiental) se encontraron con los protoafricanos, mucho más débiles física e intelectualmente. Lo más probable es que los protoeuropeos mataran a los adultos protoafricanos, pero no a los niños, y de vez en cuando adoptaran a un niño africano superviviente por compasión (un rasgo aún muy fuerte en Europa). En raras ocasiones a esos niños adoptados se les permitió emparejarse, y debido a que eran de especies diferentes sólo la descendencia femenina sería fértil. En raras ocasiones la sangre mestiza sobreviviría durante más de unas pocas generaciones, y cuando lo hizo su ADN africano fue transportado por las tribus de protoeuropeos, y finalmente se distribuyó equitativamente entre ellas.

Cuando estos protoeuropeos mezclados volvieron a Europa – después de unos 120.000 años de Glaciación aproximadamente – ellos se trajeron esos genes consigo, y el ADN africano se distribuyó aún más entre las poblaciones europeas. Cuanto más al norte, menos individuos con genes africanos sobrevivieron, porque esos genes después de todo no eran ninguna ventaja en Europa, y así Europa se quedó con una población más clara, rubia y de ojos azules cuanto más al norte vayas.

Toda la gente de Europa tiene algo de ADN africano, y esto cambió al hombre europeo. Lo más obvio es que se volvió físicamente mucho más débil y su cerebro se encogió – porque el tamaño y la forma del cráneo cambiaron. Él es prácticamente el mismo, pero esos pequeños cambios en el hombre europeo tienen mucho que decir con relación a la mayoría de las cosas.

Algunos ven esos cambios como algo positivo, porque éstos condujeron probablemente a la creación de la civilización, de la alta cultura y la alta tecnología. Otros los ven como negativos, porque desembocaron en una larga lista de problemas de salud e incluso problemas mentales para el hombre europeo moderno. Lo más probable es que casi todos los problemas que tenemos que están relacionados con nuestro sistema nervioso y casi todos los problemas autoinmunes son un resultado directo de esto. La angustia metafísica, y probablemente casi todos los demás problemas mentales que los europeos modernos sufren en particular son un resultado de esto. Si quieres saber más acerca de eso puedes leer los post en atala.fr.

Volveré al tema de la civilización, de la alta cultura y la alta tecnología, sin embargo, y trataré de explicar por qué esto pasó por causa de la mezcla de especies. Ya ves, hay aquí una paradoja aparente: que sepamos, los más inteligentes protoeuropeos no crearon ninguna civilización, ninguna alta cultura ni ninguna alta tecnología (aunque ese podría ser el único problema en este contexto; que simplemente no sepamos de ella en la actualidad. Podría haber existido), pero, los europeos mezclados menos inteligentes lo hicieron. Si los protoeuropeos sin mezcla eran más inteligentes, ¿entonces por qué no lo hicieron ellos?.

Solemos tener en alta estima a la civilización, a la alta cultura y la alta tecnología en nuestros días, y medimos en cierto modo la brillantez de una raza por cuán avanzada sea en relación a esto. He sugerido previamente que quizás eran tan inteligentes que escogieron no crear esas cosas, porque sabían o comprendían los efectos adversos que tenían y cómo las cosas se torcerían si lo hacían. Quizás haya otra explicación a esto sin embargo…

Nacemos como bebés, luego somos niños durante algún tiempo antes de hacernos adolescentes, y finalmente adultos. Cuando éramos protoeuropeos (es decir, neandertales; acuérdate), nuestros cráneos cambiaban cuando nos hacíamos adolescentes. Los niños neandertales tenían exactamente los mismos cráneos que los niños europeos modernos; nuestros antepasados no desarrollaban los bien conocidos rasgos faciales neandertales hasta que se hacían adultos. Hoy día el hombre europeo nunca lo hace; así pues, en cierto sentido éste sigue siendo un adolescente.

Se supone que las mujeres jóvenes tienen que ser atractivas para los hombres, con el fin de poder escoger entre muchos hombres para encontrar aquel que sea el mejor para ella, y entonces cuando lo ha hecho se supone que ella debe crecer y criar a sus hijos y centrarse en su familia a su vez. Las mujeres modernas están obsesionadas con su propia belleza incluso décadas después de haberse casado y haber tenido sus hijos, y siguen intentando ser atractivas para otros hombres, debido a que en realidad ellas jamás han crecido. La mezcla de especies las ha llevado a no desarrollarse como deberían, así que jamás desarrollarán sus cráneos adultos.

Se supone que los hombres jóvenes deben impresionar a las mujeres jóvenes, con sus habilidades, su fuerza, sus artes y su coraje, con el fin de ser escogidos por la mejor mujer, y cuando son elegidos se supone que deben madurar y proveer a sus familias de todo aquello que necesite; comida y seguridad especialmente. El hombre moderno nunca ha dejado de tratar de impresionar a las mujeres, incluso décadas después de haber sido elegidos por una mujer, porque ellos jamás han llegado a madurar en realidad. La mezcla de especies les ha llevado a no desarrollarse como deberían, así que jamás han llegado a desarrollar sus cráneos adultos.

Las consecuencias de esto son muchas, pero enfoquémonos por ahora al menos en cómo esto ha conducido a la creación de la civilización, la alta cultura, y la alta tecnología, y antes de nada en aquellas áreas en las que la hibridación ha sido más amplia; en el sur de Europa, en Oriente Medio y en el África nororiental.

En las áreas menos híbridas de Europa los hombres crecían más y durante más tiempo que en las áreas más híbridas, e incluso hasta tiempos históricos los hombres del norte, este y oeste de Europa se convertían verdaderamente en auténticos adultos, con rasgos faciales y cráneos protoeuropeos auténticos (y por tanto con sus cerebros). Por eso las mujeres en esas áreas eran menos “putillas” – como es relatado por Cornelius Tacitus en su libro Germania – y los hombres menos infantiles.

Moneda gala. Imagen de un hombre con rasgos faciales neandertales.

rrc-448-2-obverse

En las áreas más híbridas de Europa, lo cual hablando genéticamente incluye a los antiguos egipcios, y suponemos que también los sumerios, los hombres seguían compitiendo por el favor de las mujeres durante toda sus vidas. Como los hombres jamás crecían realmente ni se hacían adultos, siempre trataban de impresionar a las mujeres con lo que hacían, incluso aun después de haberse hecho más viejos y sabios; su arte y arquitectura se hacía cada vez más impresionante. Todos querían exhibirse con cualquier cosa que hicieran, para impresionar a las mujeres más atractivas, y si alguien hacía algo grande los demás querían hacerlo incluso mejor que éste – todo con el fin de impresionar a las igualmente inmaduras mujeres, que a su vez seguían haciendo todo lo que podían para ser atractivas para todos los hombres. Para seguir haciéndolo los hombres necesitaban nuevas técnicas y nuevas ideas, y cuando se hacían viejos y sabios eran capaces de crear nuevas técnicas y llegar con esas nuevas ideas, y eso explicaría el nacimiento de la civilización y de la alta cultura en esas regiones.

Con el tiempo el ADN africano se introdujo también en los europeos del norte, el este y el oeste, y los convirtió en también en tales hombres infantilizados y creativos, y finalmente los europeos desarrollaron alta tecnología – y debido a eso nuestro mundo se dirige ahora hacia un desastre medioambiental, con la alta tecnología que permite que la humanidad se vuelva demasiado numerosa y produzca demasiado, que se hace a partir de los limitados recursos que tenemos aquí en nuestro planeta…

Los protoeuropeos desarrollaron también tecnología; lanzas, jabalinas, flautas de hueso y mucho más, pero tuvieron el sentido de no ir demasiado lejos. Sabían cuando parar, y debido a eso vivían en armonía con la naturaleza. La “primitiva” Europa neandertal duró varios cientos de miles de años. ¿Cuánto crees que durará la “avanzada” Europa de la alta tecnología?.

HailaR WôðanaR!

Video relacionado:

 

 

Título original “Forever Young“.

Traducido por Llew para Thulean Perspective.

Anuncios

Un pensamiento en “Eternamente Jóvenes

  1. Pingback: Forever Young | Thulean Perspective

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s