Sobre la esclavitud

Primero que todo quiero aclarar que estoy en contra de cualquier forma de esclavitud, incluso la esclavitud ‘suave’ que encontramos en el norte de Europa en la antigüedad, bajo la cual los ‘esclavos’ eran más bien huéspedes que servían en el hogar. Considero incorrecto esclavizar a otros de cualquier forma, ya sea a través de la fuerza o a través de un sistema bancario criminal; jamás desearía gozar del servicio de un esclavo para lo que fuera; prefiero hacerme cargo por mí mismo de mis problemas y mi trabajo sucio y tedioso.

Dicho eso, la esclavitud se usa hoy en día para oprimir al hombre europeo. Se nos hace creer, de manera deshonesta, que Europa tiene tras de sí una horrible historia de esclavitud, y que deberíamos sentirnos culpables e incluso avergonzados por lo que hicieron nuestros antepasados. Y es por medio de mentiras que se nos infunde este sentimiento de ‘vergüenza blanca’; enormes, injustas, terriblemente cobardes y convincentes mentiras.

Así que aquí tenemos algunos HECHOS relacionados con la historia de la esclavitud en nuestro mundo:

  1. Todos los pueblos de este planeta han tenido esclavos en algún momento; algunos han sido peores que otros, y Europa está entre los mejores en este contexto.
  2. La mayoría de los barcos y mercados de esclavos no pertenecieron a europeos.
  3. Los esclavos llevados desde África a América ya habían sido esclavizados por otros (la mayoría de las veces por árabes y africanos), quienes los vendieron a otros comerciantes de esclavos.
  4. Los musulmanes (turcos, árabes y bereberes) que actuaban en el mediterráneo esclavizaron a alrededor de un millón y medio de europeos, contando únicamente entre los siglos XVI y XVIII. Asaltaban las costas europeas, llegando incluso hasta Islandia, y capturaban hombres para remar en las galeras y mujeres como esclavas sexuales.
  5. Los europeos fueron los primeros en abolir la esclavitud en la era moderna. En África y el mundo árabe la esclavitud se mantiene hasta hoy. Tanto africanos como europeos (especialmente mujeres jóvenes) siguen siendo esclavizados.
  6. ¡Menos del 2% de la gente de ascendencia europea en América tuvo esclavos alguna vez!
  7. Sólo un 5% de los esclavos llevados a América llegaron a los Estados Unidos; el resto fue a parar a Latinoamérica.

De manera que quienes tenemos ascendencia europea no sólo no deberíamos sentirnos más culpables que otros con respecto a la esclavitud, sino que además deberíamos estar orgullosos por haber estado entre los mejores en este contexto; estuvimos entre los que trataron a sus esclavos de forma más humana, entre los que poseyeron menos esclavos y entre quienes primero los liberaron.

Si alguien trata de convenceros de alguna otra cosa, sabed que os están mintiendo; puede ser por mera ignorancia (puede que también sean víctimas de la propaganda de los enemigos de Europa) o con la intención de dañarnos y destruir nuestra cultura, nuestro orgullo,  nuestra historia, nuestra fuerza, nuestra gente y nuestros valores. El sentimiento de ‘culpa blanca’ forma parte de su campaña para destruirnos (un ejemplo).

¡Estad orgullosos, mujeres y hombres europeos! Estad orgullosos de quienes sois y de lo que fueron vuestros ancestros.

¡Salve, dioses europeos!

Título original: “About Slavery”

Traducido por Pablo Lintz para Thulean Perspective

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s