¿Por qué hablar sobre el hombre de Neandertal?

Hay mucho material arqueológico que ha sido intencional o accidentalmente destruido, o guardado en secreto, o se ha ‘perdido’, o los académicos no lo consideran digno de estudio. Hay mucho que ‘olvidan’ mencionar al público, a nosotros.

No es coincidencia que los primeros ‘arqueólogos’ hayan sido sacerdotes, quienes con frecuencia se aseguraban de destruir cualquier cosa que pudiera evidenciar la existencia de una cultura europea anterior al cristianismo. Algunos de estos sacerdotes probablemente lo hacían no por interés en lo que hoy llamamos arqueología, sino que con la intención de borrar toda evidencia que pusiera en peligro su propia versión de la historia del mundo. “¡Rápido, registren la tumba y destruyan todo antes de que alguien más lo encuentre!”

Y eso fue lo que hicieron al encontrar cráneos de neandertal. Se encontraron con grandes cráneos, que alguna vez contuvieron cerebros obviamente más grandes que los de un humano moderno, ¡así que tenían que hacer algo al respecto! Tanto quienes creían en la teoría de la evolución como los judeocristianos que afirmaban que la Europa pagana era ‘primitiva’ se vieron entonces frente a un gran problema. Y así fue que, intencionalmente, ubicaron la columna vertebral y la mandíbula inferior del neandertal de manera tal que tuviera un aspecto simiesco. Aunque ya se ha probado que esta imagen es falsa, se insiste en representar al neandertal como una simiesca criatura de rostro prominente, y, por ejemplo, cuando visitáis algún sitio arqueológico neandertal, la mayoría de los guías (aunque no todos, por suerte) siguen refiriéndose a él como si así fuera realmente, y al hacerles ver que están en un error, la mayoría también lo sabe, pero por alguna razón siguen contando el mismo viejo cuento. No sé por lo hacen, aún sabiendo que están equivocados; pero lo hacen. En realidad, el neandertal no tenía en absoluto un rostro prominente, y los famosos arcos superciliares (propios de los adultos) aún pueden encontrarse en europeos adultos.

nowitzki_dpa_400

Rugby_player_with_a_pronounced_supraorbital_ridge

Moneda de la Galia antigua con imágenes de galos con notorios rasgos de neandertal:

vercingetorix

350px-Coin_Vercingetorix

RRC-448-2-Obverse

France11

No, no parecían simios. Su aspecto era muy cercano al de los europeos nórdicos, bálticos, fineses, británicos y galos de hoy. Y cada vez que hablo sobre esto soy atacado por todos aquellos que han sido expuestos -una, otra y otra vez, y por más de cien años- a las horrendas representaciones que han hecho los judeocristianos de nuestros ancestros neandertales. ¡Y nadie quiere tener un ancestro así! ¿Un simio peludo? ¡Pues no, gracias! Pero se equivocan. Lo que creen es falso. Y en vez de aceptar la evidencia que se les presenta, se limitan a repetir la mentira oficial; como loros. Tantas veces se les ha contado el cuento que ya no les queda espacio para la verdadera historia. Se tiene al mestizo Cro-Magnon por ‘proto-europeo’, y al verdadero proto-europeo se le llama simio y se le escupe…

Descendiente de neandertales con aspecto de neandertal:

jaamies3wsnadimpi

 “Cuando la verdad recién se ha puesto las botas,

la mentira ya ha dado dos vueltas al mundo”.

La verdad sobre el neandertal ya se ha encontrado, y se está esparciendo. La verdad se impondrá al final, y cuando eso pase, todo mejorará para nosotros los europeos.

El verdadero ángulo facial del neandertal (y Svante Pääbo):

neander3

P.S.: En Francia, todo objeto de metal anterior a la cristianización se ha definido como ‘galo-romano’, insinuando que los galos no poseían nada interesante; ni tecnología, ni cultura ni nada, hasta la llegada de los romanos. Sólo muy recientemente (las últimas décadas, más o menos) se ha comenzado a aceptar que casi todo el magnífico arte que se ha encontrado pertenecía a la era pre-romana.

 

Título original: “Why Talk About the Neanderthal?”

Traducido por Pablo Lintz para Thulean  Perspective

Anuncios

La Flauta de Hueso.

English. ItalianoMagyarRussian. Serbian.

Los dólmenes europeos que se investigaron en el siglo XIX revelaron restos de hombres cuyos cráneos eran ligeramente diferentes de los cráneos del hombre moderno. A menudo, los cráneos parecían más bien cráneos de neandertales.

¿Por qué?.

Porque eran europeos racialmente muy puros, y por eso todavía tenían esos rasgos craneales neandertales adultos muy evidentes. Como los europeos racialmente muy puros aún tienen todos los otros rasgos neandertales claros – incluyendo los rasgos craneales del niño neandertal.

Sin embargo, los que encontraron esos cráneos eran hombres de la iglesia, sacerdotes en sotanas negras que servían a una religión judeocristiana, y por eso lo ocultaron y no lo mencionaron jamás…

El hombre neandertal captó finalmente la atención del público. No aquellos encontrados en los dólmenes de hace apenas unos pocos milenios A.C., sino los restos mucho más antiguos. De nuevo fueron sacerdotes de religión judeocristiana los que controlaron el flujo de información, y presentaron sus propias interpretaciones al público. El hombre protoeuropeo acabó así siendo representado como esto:

images

En realidad el hombre de Neanderthal existió hasta bien entrada la época histórica, y realmente su aspecto era más bien como este:

2-romes-enemies-ii-gallic-and-british-celts1-preview

Después de algún tiempo la ciencia tomó el control, y el hombre se volvió mucho más ilustrado. Ah, aquella estúpida gente religiosa no conocía nada mejor, ¡pero ahora el hombre si lo hacía!. ¡Si!. Los científicos estudiaron el asunto y…

Bueno, ellos en realidad llegaron exactamente a las mismas conclusiones a las que habían llegado los hombres de la Iglesia: la Creación de Dios fue simplemente reemplazada por el “Big Bang” y los “Siete días de la Creación” fueron reemplazados por la “Evolución”.

Sin embargo, los científicos fueron mucho más eficaces en difundir su propaganda, y justo al igual que la gente había creído ciegamente en sus sacerdotes anteriormente, el hombre creía ahora ciegamente en sus científicos. “¡Ha sido probado científicamente!”. Dijeron.

El hombre de neandertal, que en realidad se parecía más a esto:

rea

red

rec

reb

Era (todavía) representado como esto:

images

¿Por qué?.

Porque de no haber tenido todavía esa pinta, esto habría entrado en conflicto con su nueva versión del cristianismo: la “ciencia”.

Cada vez que los restos arqueológicos aparecen refutando sus mentiras, ellos o bien las tapan, o destruyen las pruebas o las ignoran. Así que si os encontraseis con este hueso en Europa después de que el africano Homo Sapiens se supone que hubo llegado a Europa, entonces es una “flauta”:

bone-fl

nearnderflute

Si en vez de eso averiguas que este hueso es más antiguo que eso, y que en realidad procede de la Europa neandertal entonces es solamente un hueso mordido por animales.

¿Por qué?.

Porque tiene que ser así para que su teoría de la evolución se mantenga a flote.

Podréis entender a estas alturas que su teoría de la evolución no se mantiene a flote realmente, ¡pero no te atrevas a decir eso en público!. Si lo haces eres un creacionista y tu punto de vista será llamado “religioso”. Serás por tanto tan sólo un idiota ignorante en conflicto con la ciencia y con los hechos científicamente probados. ¡En otras palabras, eres un hazmerreír!. Ja ja ja!. ¡Vaya un idiota!.

La ciencia ha hablado…

Esta flauta de hueso no es según la ciencia el trabajo del hombre de neandertal, sino el resultado de unos animales masticando el hueso. De acuerdo, los animales no hacen en verdad agujeros así en los huesos; en vez de eso machacan los huesos para conseguir el tuétano, pero en esta ocasión un animal lo hizo. Justo al igual que la teoría de la evolución, que afirma que hay una probabilidad del 0’000000000000000000000001% de que una rana desarrolle alas emplumadas y luego comience a volar, y entonces haga de esto una ventaja de alguna forma, de que hay una probabilidad del 0’000000000000000000000001% de que un animal que mastica un hueso haga agujeros como esos, perfectamente alineados en una escala, convirtiéndolo por casualidad en un instrumento, y de que hay también una probabilidad de un 0’000000000000000000000001% de que este hueso en particular sobreviviera y fuera encontrado por el hombre moderno… así que estadísticamente hay una probabilidad de que eso ocurriera – y obviamente lo hizo (…). Las probabilidades de que este sea el caso son por supuesto mucho mayores que la absurda idea de que los neandertales hicieran esa flauta. ¿Por qué iban a hacerlo?. Eran primitivos brutales y animalescos, ¿no es así?. Vale, tenían cerebros más grandes y cosas así, pero su cerebro era diferente del nuestro, así que eso no importa…

Vale…

Ojo!. Estadísticamente es también perfectamente probable sacar 6 en un dado 10.000 veces seguidas, pero aún así, es estadísticamente probable que no pase nunca. Ni siquiera 1.000 ó 100 veces seguidas.

Antes de que sigamos podéis disfrutar de música moderna tocada con un “hueso masticado por animales” (es decir, una flauta hecha por protoeuropeos [neandertales]), hace entre 43.000 y 60.000 años atrás:

Gran parte del trabajo científico es bueno y válido, pero cada vez el que el trabajo científico entra en conflicto con los dogmas del judeocristianismo este es puesto “bajo control” por aquellos que están en el poder. No se le permite revelar a ningún trabajo científico la verdad sobre la historia, la prehistoria, ni ciertamente sobre las razas de los hombres.

La ciencia actual es muy peligrosa, porque es presentada como una auténtica alternativa a las tonterías religiosas del judeocristianismo, pero en verdad sólo se permite que sea lo mismo pero con una fachada diferente. Sólo se le permite que apoye los dogmas del judeocristianismo. El científico actual es en la práctica solamente un sacerdote vestido de diferente manera.

La auténtica cara de la ciencia moderna:

ephod

Lo que hace a la ciencia moderna tan peligrosa es que mientras todo el mundo con un CI de tres dígitos ignora las tonterías del judeocristianismo, casi todos creen ciegamente en cualquier cosa que les cuenten los científicos (¡y cuentan exactamente lo mismo que las religiones judeocristianas, solo que con palabras distintas!). Así pues, la ciencia esta siendo utilizada activamente por la gente judeocristiana que está en el poder para manipular al pueblo y controlar sus mentes.

Cuando veáis un resultado científico que apoye cualquier cosa que el poder diga acerca de la historia, la prehistoria o las razas de los hombres, ¡podeís estar seguros de que es una mentira!. La verdad es que el hombre era mejor antes, y que todo en nuestro mundo ha degenerado desde la introducción del judeocristianismo. ¡Todo se está yendo por el desagüe!. El hombre se está volviendo más tonto, más débil, más feo y más mezclado racialmente según pasa el tiempo, porque eso es lo que los judeocristianos que están en el poder quieren; necesitan que el hombre sea eso para que ellos consigan el control total y realizar sus sueño de un Gobierno Mundial controlado por los ju.****. El resto de nosotros, los no ju****, tenemos que ser simplemente ganado para ellos, pero no lo somos, así que tienen que convertirnos en ganado, y lo hacen… y lo han estado haciendo ya durante más de 2.000 años.

La ciencia “moderna” es para ellos un medio para conseguir esto.

No hubo en verdad ninguna prehistoria; antes conocíamos nuestra historia. Teníamos todo registrado, pero los judeocristianos quemaron nuestros registros y también a aquellos que conocían esta historia. Prohibieron la verdad y con el tiempo nuestra historia fue borrada del recuerdo del hombre. Lo sabíamos. Lo recordábamos.

 

Nuestra historia moderna sufre un destino similar, cuando nuestros medios de comunicación tergiversan la verdad y nos cuentan sólo mentiras sobre lo que está pasando realmente en nuestro mundo, según hablamos. Por ejemplo, las acciones para impedir que Gadaffi les forzara a pagarles con oro a cambio de su pertróleo, usando a mercenarios extranjeros entrenados por la CIA y el Mossad para que atacaran al régimen libio, nos fueron presentadas como un “alzamiento popular”. El único país en África con un sistema de seguridad social, un líder amado y popular y un país sin deuda se convirtió en simplemente otra colonia de esclavos para sus bancos.

Es gracioso cómo los “odiados dictadores” pueden montar en coches abiertos como este, siendo aclamados por sus propios pueblos, mientras que los presidentes “electos” americanos necesitan viajar en secreto en coches blindados:

¡La historia tal y como nos la cuentan nuestros gobernantes es mentira!. ¡Nunca lo olvidéis!.

¡Todavía somos neandertales!. HailaR WôðanaR!

 

Título original “The Bone Flute“.

Traducido por Llew para Thulean Perspective.